¡Hola! Estás en

Casas rurales en El Bosque

FILTRADO POR:
el bosqueX
Casas Rurales/ChaletX
OfertasX

Por qué alquilar una casa rural en el Bosque

Si buscas una casa rural en El Bosque, en plena Ruta de los Pueblos Blancos, en la Sierra de Grazalema, Cádiz, es que estás buscando vivir una experiencia 100% natural.
 
Puedes alquilar una casa rural en pleno pueblo para disfrutar de sus fachadas blancas, sus calles empedradas, sus flores, sus fuentes, su ambiente eminentemente andaluz. O en los alrededores de la villa, cerca del río Majaceite, o en Tavizna, en medio de bosques, valles y manantiales de aguas medicinales. Tanto en el pueblo como en las afueras las encontrarás de todo tipo, pequeñitas, con encanto, con chimenea o con piscina privada para 2 personas o auténticos cortijos andaluces, también con piscina, con capacidad para 4, 6 e incluso para 12 personas o más. Y si el tiempo no está como para darse un bañito al exterior, siempre puedes encontrar una casa con piscina climatizada o jacuzzi, incluso baratas.
 
Si viajas al Bosque tendrás a tu alcance todas las actividades de turismo rural, de naturaleza, montaña y aventura que desees. Tranquilos paseos por el pueblo para conocer la Iglesia Ntra. Sra. de Guadalupe, el Palacio Ducal o la Ermita del Calvario; curiosas visitas a el Jardín Botánico El Castillejo, a las Ruinas del Castillo de Tavizna o a El Molino de Abajo, un molino del siglo XVIII aún en funcionamiento; fáciles senderos como la ruta del río hasta Benamahoma; pesca de truchas en el río Majaceite; o actividades más arriesgadas como parapente, ala delta o descenso de cañones como la Garganta Verde.
 
Una buena fecha para visitar el pueblo es en Carnaval en febrero, en Semana Santa en abril o en las Fiestas de San Antonio de Padua en Junio. Vengas cuando vengas, lo que sí es seguro que siempre comerás bien: chacinas como el lomo, el morcón, morcillas, manteca, carnes, quesos de cabra… Una delicia de escapada a El Bosque, ¿no crees?

Artículo redactado por JUAN FRAILE
Fundador y CEO de ANDALUCIA SUR desde 2002

He de reconocerlo: la luz de Cádiz me atrapó al nacer y aún no me ha soltado. Pero no me importa ser rehén del sol, del levante y el poniente, de arenas blancas como la sal y aguas bravas del Atlántico, de atunes rojos, de pueblos blancos… ¿Tú también quieres quedarte para siempre en Cádiz?

Más localidades en la zona